HEIDE RECOMIENDA…EL DOCUMENTAL “LOS RECUERDOS DE HIELO”

En 1986 cuatro científicos catalanes consiguieron llegar a la Antártida y plantaron su tienda de campaña en la isla Decepción para forzar al estado español a vincularse al tratado antártico y poner una base. El líder de la expedición, el doctor Antoni Ballester, acabaría sufriendo un ictus que llevó a Josefina Castellví a dirigir la minúscula instalación en una época de recursos limitados para el programa antártico.